La hipoteca es hasta 700 euros más cara al año si no se contratan otros productos

EFE Para acceder al interés más bajo las entidades requieren que el cliente contrate una media de cinco productos o servicios vinculados. Los más habituales son la domiciliación de la nómina, la contratación de seguro de hogar y de vida, consumo con tarjetas y contratar planes de pensiones. Conoce que hay detrás de cada hipoteca. La cuota de una hipoteca se puede encarecer hasta 700 euros al año si el consumidor no contrata los productos vinculados al préstamo que le ofrece su banco, como seguros, planes de pensiones o tarjetas, según la web de ahorro Kelisto.es Un análisis de este comparador asegura que para poder acceder al interés más bajo de su oferta hipotecaria, el 100 % de las entidades bancarias requiere que el cliente contrate una media de cinco productos o servicios vinculados. Los más habituales son la domiciliación de la nómina (requerida en el 100 % de las hipotecas), la contratación de un seguro de hogar y de uno de vida (el 90 %), realizar cierto consumo con tarjetas y contratar y realizar aportaciones a planes de pensiones (el 43 %). Rechazar toda la vinculación propuesta por el banco provocaría que la cuota anual que el consumidor paga de media por una hipoteca variable aumentara en 695,4 euros al año, lo que supondría pagar 15.298,8 euros más al final de la vida del préstamo. En el caso de las hipotecas a tipo fijo, el encarecimiento sería aún mayor ya que la cuota anual a pagar subiría de media 750,6 euros al año, lo que implicaría un desembolso extra de 16.513,2 euros más cuando se terminara de devolver la deuda. En el caso de que se rechace contratar solo alguno de los productos, el mayor encarecimiento se produciría si el consumidor decide no domiciliar su nómina al subir el interés 0,7 puntos porcentuales. Por detrás se sitúa rechazar la contratación de un seguro de vida (0,4 puntos) y de un seguro de hogar (0,3 puntos). ¿Qué pasará cuando entre en vigor la nueva ley hipotecaria? En España, todas las hipotecas bonifican el tipo de interés que aplican si el cliente contrata productos vinculados, con lo que el diferencial medio sin vinculación se sitúa en el 2,3 % y baja hasta el 1,2 % si se contratan todos los servicios extra. Por comunidades autónomas, donde más se encarecen las hipotecas si no se acepta la vinculación son Madrid (971,7 euros más al año) y Baleares (896,8 euros más); en el extremo contrario se sitúan Extremadura (435,9 euros más) y Murcia (472,2 euros más). Por entidades, las que más encarecen sus hipotecas si no se contratan productos vinculados son Banco Caixa Geral (2 puntos), Liberbank (1,95 puntos), Ibercaja (1,5 puntos) y Banco Santander (1,40 puntos). En el extremo contrario se sitúan Cajasiete (0,5 puntos), Activobank (0,75 puntos), Caja de Ingenieros (0,76 puntos) y Bankia (0,80 puntos). El estudio de Kelisto.es explica que esta situación puede cambiar con la nueva ley hipotecaria que verá la luz después de verano, que prohibirá las ventas vinculadas, pero permitirá las ventas combinadas. Es decir, impedirá que una entidad obligue al consumidor a contratar productos extra con su hipoteca, pero le permitirá ofrecérselos por separado , a cambio de una bonificación, como ya sucede ahora.
Read The Rest at : 20 Minutos

Top News