El Gobierno anuncia el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña, la más vieja de España

ÁNGEL CALLEJA A FONDO | Garoña, la nuclear más veterana y pequeña de España. El Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido rechazar la petición de reapertura de la central de Santa María de Garoña (Burgos), lo que implicará el cierre definitivo de la nuclear más vieja y pequeña de España , como exigía la oposición. Álvaro Nadal, ministro de Energía, explicó este martes que el hecho de que el Ejecutivo se encuentre en minoría en el Congreso y la posibilidad de que el resto de grupos políticos aprueben leyes en contra de la permanencia de la factoría impiden que exista la "mínima tranquilidad" para que las inversiones en seguridad que deberían hacer las empresas propietarias de la central (Endesa e Iberdrola) sean rentables a lo largo del tiempo. "Garoña se cerrará y se cerrará porque se ha utilizado políticamente", zanjó Nadal, que acusó a la oposición de haber usado el caso como un "campo de batalla" en contra del parque nuclear y lamentó la ausencia de un "debate sosegado" sobre las fuentes de suministro del sistema eléctrico nacional. Almaraz sí renovará Sin Garoña, el Gobierno y las eléctricas se quedan sin el precedente que buscaban para prolongar el funcionamiento de las cinco factorías atómicas del país (Almaraz en Cáceres, Ascó y Vandellós en Tarragona, Cofrentes en Valencia y Trillo en Guadalajara), cuya vida útil habrá superado en 2020 los 40 años para los que fueron concebidas. Países como Francia o EE UU se encaminan ya hacia las seis décadas de uso de sus centrales, cuando no a las ocho. PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, PNV y parte del Grupo Mixto están en contra de esa medida frente a un PP que, aunque admite que la nuclear no es el futuro, replica que la energía solar, la termosolar, la eólica o la hidráulica no tienen capacidad para sustituirla y asegurar un suministro constante. En 2016, España necesitó en 265,4 teravatios, según datos de Red Eléctrica. Esta discusión, sin embargo, no acaba aquí, ya que el Partido Popular está decidido a renovar los permisos del resto de centrales nacionales, empezando por la de Almaraz , cuya autorización para operar caduca en 2020, justo al final de la presente legislatura. "Somos favorables al mantenimiento. Es una fuente de producción en base: si la retirásemos, supondría un incremento del 25% en el precio de la energía", detalló Álvaro Nadal, que había obtenido un aval extraordinario del Consejo de Seguridad Nuclear (con mayoría de consejeros del PP) para reabrir Garoña. Plan de reactivación El ministro detalló este lunes que firmará la orden ministerial para el cierre definitivo de Garoña "inmediatamente". A continuación, prometió un plan de reactivación negociado con la Junta de Castilla y León para mantener la actividad económica de la comarca burgalesa de Las Merindades , donde se encuentra la planta. El vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha tachado la decisión del Gobierno de  "error histórico" y ha reclamado a Mariano Rajoy que su Ejecutivo lidere un plan de reindustrialización. Garoña cuenta con unos 400 trabajadores, la mitad de ellos subcontratados, que ahora esperan la comunicación oficial de Endesa e Iberdrola para afrontar el plan de salida. Ecologistas en Acción se ha felicitado por "el final del culebrón sin sentido" de Garoña. Los representantes políticos del País Vasco, en cuyos límite se encuentra Garoña, han aplaudido de forma unánime el cese definitivo, toda vez que lleva desconectada de la red desde 2012.
Read The Rest at : 20 Minutos

Top News