No habrá Pleno con Rajoy en agosto

Se pongan como se pongan Pablo Iglesias y su devoto seguidor Pedro Sánchez, no habrá Pleno del Congreso este mes de agosto para que Mariano Rajoy pueda explicar lo que dijo y no dijo en su reciente comparecencia como testigo del caso Gürtel en la Audiencia Nacional. El líder de Podemos se quedará con las ganas de actuar como portavoz de los socialistas y el secretario general del PSOE se ahorrará otra metedura de pata ante los suyos. Por ahora.


No hay precedentes en la historia parlamentaria española de haberse convocado sesión alguna en los primeros quince días de un mes de agosto.


El Palacio de la Carrera de San Jerónimo permanece cerrado hasta la tercera semana de mes y entonces la presidenta, Ana Pastor, y la Mesa de la Cámara estudiarán la propuesta de PSOE y Podemos de obligar al presidente del Gobierno a comparecer para que Iglesias y Sánchez le vuelvan a formular las preguntas que tan malamente le plantearon dos abogados socialistas en el juicio de la primera fase del caso Gürtel.



Para que la propuesta salga adelante en la Mesa, donde PP y Ciudadanos tienen mayoría, hace falta que estos últimos se abstengan. Albert Rivera ya dijo, sin embargo, antes de irse de vacaciones que le parecía un error forzar la convocatoria de una comparecencia «para que venga Rajoy a darnos un mitin». Se ve que va conociendo al presidente del Gobierno y las normas parlamentarias que conceden a este tiempo ilimitado para intervenir en una ocasión como la que solicita la izquierda.


A Ciudadanos siempre le viene bien remover la corrupción en el campo popular, pero en la formación naranja saben que no da mucho de sí acusar a Rajoy por lo que ocurrió hace catorce años en dos pueblos madrileños, que es lo que se juzga en la Audiencia Nacional. Tiempo habrá, piensan sus líderes, para acosar al PP por los nuevos escándalos que puede ser que afloren el próximo otoño.


Los populares del Congreso ni siquiera creen que Iglesias y Sánchez quieran de verdad la comparecencia de Rajoy en medio de las vacaciones. En especial, el socialista, que ha provocado extrañeza entre su grupo por secundar la propuesta de Podemos. ¿Para qué quiere Sánchez que suba Rajoy a la tribuna si él no le puede replicar?, se preguntan. A Iglesias sí que le vendría bien que el curso parlamentario comenzara con esa sesión. Necesita estar permanentemente en el foco de los medios de comunicación. Que se hable de él aunque sea mal. Y si es porque ha vuelto a poner una trampa a Sánchez en la que este ha caído, mejor.



Curri Valenzuela
Read The Rest at : ABC.es

Top News